Cómo captar la atención con el estilo de los textos

Con este artículo se pretende ayudar a mejorar el estilo de los textos haciendo que destaquen las palabras más importantes de manera que enriquezcan y sean apetecibles al usuario que entre en nuestra web, blog, etc.

Está demostrado que la mayoría de visitas a una web no duran más de 10 segundos si no hay algo que deseen leer ni somos capaces de captar su atención. Aún peor será en los casos que ni nos planteemos la importancia del estilo.

 Debemos crear textos que llamen la atención para captar la vista y animar al lector a que nos lea. Si algo caracteriza a la escritura en el entorno digital es ser directa y simple, de manera que la información debe de estar muy bien estructurada y destacada. De ahí que usemos negritas, cursivas, separemos los párrafos, creemos categorías por títulos y subtítulos, pongamos subrayados, entrecomillados, etc. y facilitemos el mensaje que queremos transmitir.

 Buscaremos siempre la manera de conseguir un estilo de redacción apto para el formato web y eso pasa por resaltar los datos más importantes y estructurar bien el texto.

¿Cuándo usamos letras en cursiva y negrita?

Se usan cuando en un texto se necesita dar énfasis a alguna frase o para señalar las palabras que, no siendo nombres propios, ni tienen porque ir en mayúsculas se quieren destacar del resto.  

–          Los textos en negrita los utilizamos para dar importancia a esa parte del texto. Y así destacar la información de un párrafo.

–          Los textos en cursiva se usan cuando queremos dar énfasis a una frase si esta no es muy importante, o para que podamos leerlo en un tono de voz diferente.

¿Te llama la atención leer este texto?

 2.jpg

Debemos ser conscientes de que el uso de negritas, cursivas y mayúsculas puede ayudar a posicionarnos mejor. De la misma manera que no abusaremos de ello porque hacerlo mal o llenar un texto de negritas supone sobrecargar y perder calidad respecto a otros textos en los que se destaque solo lo necesario e importante de la frase.

Separación de los textos en la redacción

Muy importante también es separar los párrafos. A veces es cuestión de hacer un texto legible, si no hacemos separaciones entre párrafos no podemos pretender que se paren a leer nuestro escrito.
3.jpg

Títulos y subtítulos

Debemos categorizar por títulos y subtítulos de mayor a menor importancia para clasificar la información, siempre van sin punto final y solo la primera letra con mayúscula, excepto si contienen nombres propios o siglas.

Sin títu2

Un error común en muchas web es poner en negrita el nombre de la empresa y no es que nuestra empresa no sea importante, pero debemos de tener en cuenta que al destacarlo le damos la importancia al nombre y no a sus servicios. Y es que cuando un usuario entra en una web lo que busca es un servicio y no el nombre de la empresa que lo proporciona, ese paso viene después, cuando ya se ha asegurado de que le interesa el servicio.

¿Qué opináis?

El valor de los enlaces en la creación de contenidos

¿Qué es un enlace? 
Los enlaces son vínculos que puedes crear en el texto a la vez que estás desarrollando los contenidos del negocio del cliente, se configura destacando la palabra o la frase que designemos a tal causa, de modo que al hacer clic en ella, nos enlaza a una dirección web que aporta más datos o información relacionada que creamos interesante y de este modo, enriquecemos el texto.
Los enlaces están compuestos por 2 partes: la dirección del enlace (página web, correo o lo que desees enlazar) y el texto enlazado. En el caso anterior podrías hacer un texto de la siguiente forma: “Para mayor información visita nuestra web, o para cualquier consulta envíanos un correo.” En este caso, puedes lograr que la palabra “web” esté enlazada a la web de la empresa, y lo mismo con el correo electrónico. Esto puedes aplicarlo a cualquier otra situación que se te ocurra.
Ejemplos:
En un hotel de la costa:
1.- En nuestra web actualizamos las promociones de temporada
2.- Consulta el clima de nuestra zona si vas a venir a visitarnos… Y en la palabra clima enlazamos a la web de la agencia estatal de meteorología.
3.- Enlace a sus redes sociales: «visítanos en Facebook» y entérate de nuestras promociones
4.- Envíanos tu consulta a info@hotelenlacostabrava.com y enlazamos con el correo para que contacten directamente con nuestro cliente.
¿En qué apartados y categorías de la web es recomendable ponerlo?
Se puede enlazar en casi todos los apartados de la web. Eso sí, siempre que sea verdaderamente justificado dicho vínculo y aporte riqueza al texto.
Texto de Presentación: según vamos haciendo una introducción del negocio, vemos las posibilidades de enriquecerlo al hacer un hipervínculo y podemos enlazarlo para profundizar en el tema.  (1 o 2, no más)
Páginas Añadidas: Un enlace muy justificado para alguna descripción que queramos enfatizar.  
blog
Noticias: Un enlace únicamente haciendo referencia o relacionado con la noticia que se aporta.
Apartados o Categorías del Catálogo: Si queremos vincular los productos de su web de venta on line, podremos empezar una introducción de los artículos referenciados para tener contenido de posicionamiento en buscadores y luego hipervincular, evitemos crear Catálogos en los que solo hay links y ni una frase explicativa introductoria. 
Cupones: solo en el caso de que lleven al enlace de la oferta en la web del cliente
Evitemos que la palabra que vincula y que nos da la puerta a los enlaces sean: palabras que no aportan la referencia a lo que nos lleva el enlace. Básicamente porque nos ayudan a identificar a dónde vamos a desembarcar en ese hipervínculo y por tema SEO, ya que ayudará a posicionar también esa palabra.
Ejemplos:
– clica, aquí, ven, etc. (No recomendado)
– ven a consultarnos las ofertas, más sobre nuestro sistema de filtrado de datos, entra en nuestro listado de cursos de marketing, etc.
Hay  que tener en cuenta la densidad global de la web y, por lo tanto, si en toda la web hay más de 6-8 enlaces podemos pensar en no cargarlo más, si tiene un catálogo on line o algo muy justificado podríamos entender que nos encontremos con una web de un total de 10 o 15 enlaces.
Aplicando el sabio dicho de “lo poco gusta, lo mucho cansa” debemos ser consecuentes en que de 0 a 2 enlaces por categoría o apartado web, es enriquecedor, más, es demasiado recargado
¿Para qué sirven?
Es un recurso muy útil por varias cuestiones:
1.- Se consiguen unos contenidos más enriquecidos y retroalimentados con más información a la que enlazamos.
2.- Hace que mejoremos ROI, SEO, retorno, visibilidad y usabilidad de la web que confeccionamos, encarando a resultados y percepción del cliente.
¿Estás de acuerdo? ¿Usas enlaces?
¿Enlazas o te enlazan? Lo mejor, como siempre, la retroactividad entre todos nosotros, los usuarios…   Gracias  🙂