La importancia de los contenidos en las páginas webs de las pymes

En busca de la “Pole Position
Google está apostando por mejorar la calidad en las páginas web y con este fin ha puesto en marcha Google Panda Update, en el cual los resultados de las búsquedas son examinados y categorizados según varios parámetros midiendo la redacción y ortografía para definir el estilo y la creatividad de los textos utilizados. La finalidad es potenciar la originalidad creativa y la depuración estilística como premisa para alcanzar la máxima de “calidad mejor que cantidad” evitando la copia y el abuso de la repetición en los contenidos que desafortunadamente es común en muchas páginas. Teniendo en cuenta que las palabras son el “vehículo” que disponemos para “ganar la carrera“, a continuación resumo en 5 consejos para la “puesta en marcha” de la redacción de los contenidos.
Es importante tener en cuenta:
1.- La creación original de los textos
2.- Escribir sin faltas de ortografía
3.- Redactar con frases cortas, coherentes y ordenadas
4.- Hacer un buen uso del idioma
5.- Cuidar el orden y estilo para llegar a la depuración y simplicidad
¿Contenido o continente?
Si nos preguntan si preferimos mucho o poco, por defecto escogemos siempre más, somos del “burro grande, ande o no ande” pero como hemos visto en el caso de buscar calidad es mejor simple y bueno que abundante y mediocre. Ahora ya sabemos que es preferible hacer frases cortas bien redactadas y sin faltas de ortografía a frases largas, sin coherencia y con errores
ortográficos. Con estos simples consejos podemos conseguir un buen posicionamiento para nuestra web. Ya sabiendo qué normas pueden posicionarnos mejor, intentaremos darles forma para llegar a conseguir la “pole position” en la “carrera” de búsquedas de internet y en el “circuito” del buscador por excelencia, Google.

No hay que poner punto para referirse a los años

Leyendo presentaciones de pymes, publicidad de empresas, negocios, particulares, blogs, foros, etc. veo que hay algunos errores básicos. Un error bastante común es el poner punto cuando estamos escribiendo años para describir una biografía o una historia. Son errores comunes fomentados también porque estamos muy acostumbrados a verlos mal escritos y llegan a establecerse como correctos a ojos de la inmensa mayoría.
– En muchas presentaciones de empresas se cuenta la experiencia en años, nos explican los años de su historia, nos detallan biografías… y es bastante habitual ver que se pone punto cuando se indica el año. Abundan textos publicitarios tipo: “desde 1.980 cuidando la prevención de goteras en su casa…” o biografías que describen así: “Antonio Machado nace en Sevilla, el 26 de julio de 1.875, en el seno de una familia de la burguesía media, liberal y progresista”.
– Sirvan estos ejemplos de errores para ver que el primero sin puntos indica cuánto vale una entrada en la grada 3 para ver la final de la Europa de Ucrania y la misma cifra con punto para referirse al año de construcción de la casa.
======> Error 1: Cuando nos referimos a cantidades va con punto
Entradas final Eurocopa en Ucrania

Categoría Precio
3 1875 euros

======> Error 2: Cuando hacemos referencia a un año se escribe sin punto.
La casa fue construída en el año 1.875, más de un siglo de antigüedad…

Estos pequeños detalles son los que hacen que los textos ofrezcan una imagen de pulcritud demostrando calidad en las presentaciones de tú negocio, tú biografía y en definitiva, en tu escritura.
Los años no son “cantidad” y por lo tanto se escriben sin punto (Antonio Machado nació en Sevilla en 1875) y las cifras que indican cantidad siempre van con punto (Una entrada en la grada 3 para la final de la Eurocopa de Ucrania cuesta 1.875€).