Cómo presentar la información de tu web de empresa

Analizando los contenidos de empresas de servicios aprecio ejemplos con buena definición y despejada organización pero también los hay que nadan en la abundancia de colores, textos e imágenes aunque no aportan nada y no logro recordar lo que he leído, me quedo solo con imágenes de garabatos, colores y textos sin definir.

Por aquello del lo poco gusta y lo mucho cansa”  habría que definir los contenidos de manera simple pero útil a cualquier posible cliente o lector.

Organización en 5 apartados:

1.- Contacto: Fundamental si queremos que nos llamen para prestar el servicio que el cliente necesita. En este apartado haremos constar nuestros teléfonos, localización (direcciones físicas) y direcciones virtuales (correo electrónico, web, contacto en redes sociales, etc.)

2.- Actividad: Hacer una breve descripción de su actividad con la redacción de frases cortas en las que podemos plasmar los años de experiencia, local de ubicación, zonas donde presta el servicio, anécdotas, etc.

3.- Servicios o productos: Enumerar los productos o servicios que prestamos en frases cortas. Es importante definir bien este apartado ya que son las palabras clave del negocio. Ofreceremos en frases simples y con palabras sencillas nuestros productos y servicios, mirando que su significado abarque a todos los públicos para intentar que destaquen ante la posible búsqueda de cualquier cliente, buscador o lector.  De esta manera también podemos lograr posicionar mejor la web.

Ejemplos:

· MAL: Ponemos sus cortinas, tapizamos muebles y limpiamos las cortinas y las alfombras. Planchamos cortinas. (Caótico, servicios mezclados y no definidos)

· BIEN: Por un lado lo referente a limpieza y por otro el servicio de tapicería. (Organización y coherencia)

– Limpieza de: cortinas, alfombras, sofás…          – Tapizado de: sillas, sofás…

4.- Añadir vídeos o imágenes: Dicen que “una imagen vale más que mil palabras“. Cuando un cliente quiere contratar un servicio de reformas le gusta ver en fotos los acabados de obras anteriores y le van a dar pistas de cómo trabajamos, la pulcritud y el resultado final. Además esas imágenes están avalando nuestras calidades y acabados.

5.- Presencia en las Redes Sociales: Disponer de un perfil en Facebook y en Twitter es imprescindible si queremos llegar a la gente y además nos permiten la difusión de los comentarios de clientes satisfechos que darán valor añadido a nuestro servicio. Por lo tanto habrá que hacer constar en nuestra web que nos pueden contactar también en los perfiles sociales.

Los buenos resultados no se consiguen por arte de magia, la “suerte es estar en el lugar y en el momento adecuado”, hay que tener claro que “la suerte se puede crear de acuerdo a la actitud, la voluntad, la acción y las ideas”.

Ya no sirve solo tener una web para “estar” en internet, además, hay que tener la parcela virtual bien atendida, cuidada y mantenida de manera que podamos ir creando contenidos que nos permitan estar localizablessolicitados y posicionados.

¡Suerte!   ;o)

Anuncios

La importancia de los contenidos gráficos de tu sitio web o blog

En internet las posibilidades expresivas del texto se multiplican ya que por sus características tecnológicas, la red es una plataforma que permite integrar distintos códigos comunicativos en un único mensaje. Podemos componer nuestros mensajes con textos, imágenes y sonidos simultáneamente.

Podemos «redactar» no solo con palabras, sino con una gran diversidad de elementos multimedia. El desafío consiste en conjugar los múltiples elementos. En la era de internet, el que concibe un sitio web debe de crear y coordinar con acierto tanto los textos, como las imágenes y sonidos.

Por lo tanto, debemos también comunicar con los elementos gráficos de nuestro sitio web y no solemos poner mucha atención al etiquetado de las imágenes, ya que con que se vean bien y sean de buena calidad, no creemos poder sacar más partido de las mismas. Pero debemos dar importancia y hacer que una imagen lleve un texto que la acompañe, una etiqueta que la defina, un contenido que la clasifique…  

Voy a mostrarte algún por qué debemos etiquetar las fotos que subimos al sitio web y dar importancia a definir lo que la imagen muestra.

Perdemos oportunidades: no estamos documentando todos los contenidos de los que disponemos. Los gráficos también tienen su importancia, más allá de ser una imagen. En Google, el buscador por excelencia, le dan tanta importancia a las imágenes que son tratadas como vía de posicionamiento, de la misma manera que cualquier otro tipo de contenido web.  De hecho tiene una pestaña de búsqueda por imágenes… ¿no vamos a aprovechar a que nuestras fotos se muestren bien posicionadas con las posibilidades que nos pueden aportar?

 

negocios Buscar con Google

 

La imagen capta, atrapa la mirada del lector…

Cuando el lector entra en una web con un vistazo rápido decide quedarse y seguir profundizando en la información que está buscando o escapa sin convencerle lo que está viendo: la primera impresión nos vale para recibir y darle la bienvenida, le debemos acompañar e invitar a quedarse. Puede ser una imagen lo que le haya llevado a tu web. Por lo tanto habrá que definirlas bien si queremos que el que está interesado en nuestros contenidos siga profundizando en nuestro sitio web y no sea la confusión de una foto mal definida lo que haga que se lleve una mala imagen de nuestro negocio, artículo, producto, etc.

Por lo tanto, vamos a aprovechar nuestros contenidos gráficos para mejorar la calidad, el posicionamiento y el posible interés de nuestro sitio web o blog.

¿Convencid@ ya?  Pues vamos a etiquetar:

  • Clasificar
  • Definir
  • Asignar

 

palabra etiquetar

Definición de la palabra “etiquetar” en la Real Academia Española de la lengua

Las imágenes atraen y debemos tratarlas como elementos condicionadores para mostrar nuestra “parcela virtual” y que sea atractiva a nivel visual, por la calidad de gráficos y también a nivel textual, donde entra en juego el “etiquetaje” de las fotos.

 

¿Te ha gustado el artículo?  Muchas gracias por tu atención   🙂