Bienvenido Mister… Google Adwords

En mi adolescencia tuve varias crisis de identidad, una de ellas fue derivada por el tener que decidir qué carrera universitaria escoger ya que la vocación de veterinaria que había mantenido desde la niñez fue perdiendo fuelle al comprobar que lo mío no eran las ciencias. Llegaron los logaritmos, las derivadas y las integrales para dejarme ver que era una chica de letras.

Además, hay profesores que te marcan la trayectoria que decides para embarcarte y resolver la duda existencial de la juventud: ¿ciencias o letras?. Mis profesores de literatura me impregnaron su gusto e ilusión por la literatura y acabé haciendo filología y no una, dos: Filología Hispánica y Filología Catalana.

Mi vocación empezó a seguir el rumbo de intentar llegar al mundo de la enseñanza, ser profesora de literatura. Cada curso de la universidad me gustaba más que el anterior y la lectura de unos 14 libros mensuales me apasionaba, a pesar de acabar miope. Si contabas algo a los amigos, que la moda era Empresariales, oías comentarios del tipo: buff.. no hay salida profesional, no hay trabajo o… todo el mundo hace letras, las carreras de letras son más fáciles, etc.

A pesar de todo me siento afortunada al trabajar para lo que estudié, no en vano el sacrificio de dejar a mi familia y mis mejores amigos en la tierra donde me crié y buscar mi sueño a 720 km de mi casa, en la capital. Pero como filología tiene pocas salidas profesionales: o correctora o profesora, había que buscar dicho mercado. Maletas y a buscarse la vida en Madrid.

Desde hace unos años soy correctora de QDQ Media, empresa en constante innovación  y que me permite ir aprendiendo del mundo virtual e ir reciclando y enriqueciendo mi aprendizaje en internet. QDQ Media es colaboradora de Google.

“Alianza Adwords entre QDQ Media y Google España para incentivar el negocio en Internet en las Pymes”

Y de todo esto solo me queda explicar el título…

Gracias a Google por volver a dar significado y valor a las palabras y por ser elemento clave para que la palabra sea el “poder” del buscador, la clave escrita que te lleva, según con que palabras busques, a encontrar una aventura u otra de resultados.

Gracias a Google porque ya los de “letras” tenemos más valor o por lo menos nos lo creemos. Porque pensamos que quién si no filólogos, periodistas, gestores de contenidos, redactores o cualquier especialista en la palabra va a ingeniar una frase compuesta de pocas palabras con mucho significado que permita posicionar un evento, una marca o cualquier empresa en el buscador rey de internet.

Los de las “letras“, ahora, estamos mucho más orgullosos de que nos guste nuestro trabajo.