El mensaje y la tecnología

La escritura como medio de comunicación a lo largo de los siglos de existencia humana ha estado reservada a unos pocos privilegiados. Pocos tenían oportunidad de exponer y publicar “su literatura”, de poder difundirla y de que el público les leyera.

Afortunadamente hoy, con las nuevas tecnologías, el mensaje que queremos transmitir puede llegar a una gran comunidad virtual. Así como los escritores a lo largo de “la escritura en papel” publicaban y hacían llegar su obra a través de los libros, hoy la obra está expuesta en la red. En tu mano está el hacer llegar al público “tú obra”. Antes la obra del escritor estaba en la librería, ahora se busca en el mundo virtual. Para hacer llegar tú mensaje no sólo tienes que escribirlo, tienes que procurar que lo encuentren. Como el mensaje en una botella lanzado al océano pero procurando dirigir a los posibles lectores para que lleguen a leerlo y establecer la buscada comunicación entre emisor y receptor.

Las redes sociales, los artículos, los blogs, los foros… son las antiguas notas, escrituras rupestres, pizarras, post-it y todo canal de comunicación escrito que en su día conectaba a emisores y receptores y recibían el mensaje de manera muy local y sólo a determinadas personas, la mayoría de veces.

Al leer hoy mediante los nuevos soportes y las modernas tecnologías, nos está llegando un mensaje en formato digital pero tan valioso como cualquier pergamino que en su día tuvo valor en su época y contexto. La diferencia es que ahora el mensaje va del emisor a muchos receptores y puede llegar a los rincones más insopechados del mundo.

La escritura hoy va de la mano de la tecnología y es cada día más notorio que el éxito de la comunicación y la expresión escrita pasa por dicho entendimiento.